Una Oración Para Un Día Cargado

Hay ciertos días en los que tienes que sacarte lo que tienes dentro, en mi caso lo saco usando palabras. Hoy es uno de esos días en el que tenía que sentarme y escribir. No hay nada mejor que poder usar palabras para decir lo que sientes.

Por eso te quiero compartir mi oración que tuve que hacer al Dios de mi salvación. Que sea de bendición a tu vida y que puedas ir delante del único Dios verdadero a glorificarle. Esta es mi oración:

Gracias te doy mi Dios por tu gracia y misericordia, aun cuando somos sorprendidos por el sufrimiento y las dificultades tenemos que reconocer que tu eres un Dios soberano que tiene control sobre todo.

Aun en nuestra humanidad cuando sentimos dudas y tenemos preguntas sabemos que no estamos solos porque tú nos sostienes. No es que nos agarramos de ti sino que Tu nos agarras y no nos sueltas.

Bendito sea tu nombre para siempre.

Gracias mi Dios por que en la cruz nos mostraste el verdadero amor, en esa cruz donde Cristo dio su vida por mi, que su sangre limpió mis pecados, que tomó mi lugar es la muestra de tu amor hacia mi. Yo, que soy el más grande de los pecadores.

Tu amor es verdadero y real, no como el amor que este mundo quiere decir que es. Gracias mi Dios por tan grande amor y por amarme primero.

Gracias por que me sostienes cada dia, aun cuando se me hace dificil levantarme por la mañana, pero solo me levanto porque Tu me das fuerzas. Estoy parado hoy en día porque tus misericordias son grandes cada mañana en mi vida.

Padre mío, creador de los cielos y la tierra tu eres el Dios de mi salvación. Miro a ti porque solo Tu me puedes socorrer, solo Tu me das paz y refugio.

Vengo a ti con un alma cargada por las aflicciones de esta vida pasajera, clamo a ti en mi aflicción y sé que seré oído y socorrido. Sé que mi salvación viene de Ti, porque no hay otro Dios que pueda salvarme.

Gracias mi Dios porque tu tiempo es perfecto, aunque no entienda y tenga dudas. Te miraré porque eres el Dios de mi salvación y solo en Ti tengo paz, contentamiento y satisfacción.

Esperare en ti siempre, el Dios de mi salvación, porque a quien tengo sino a ti.

Similar Posts