La Vida de William Carey: Lo que Más Impacto mi Vida

Este pasado año tomé una clase de la vida de William Carey en el Seminario Bíblico William Carey. Nunca había estudiado la vida de este hombre, pero fui impactado por lo que Dios hizo a través de este misionero.

En este pequeño artículo quiero compartir algunas cosas que me impactaron.

En uno de los videos de las clases, el Profesor Sam Masters menciona una cualidad del carácter de William Carey, y esto es ‘plod’, lo que significa que era un hombre que perseveraba.

La perseverancia de Carey fue lo que me impacto más del misionero, en especial aprendiendo de todas las dificultades que paso. No solo estando en la India, sino durante toda su vida.

Su carácter perseverante muestra una fe que confiaba plenamente en su Salvador. Toda una vida dedicada al Señor y a Su obra es uno de los ejemplos más hermosos que podemos ver. Ese tipo de perseverancia no vino de Carey, sino del Señor a quien conocía.

¿Por qué?

Creo que esto es un aspecto importante que debo presentar en mi vida, en mi diario vivir en este mundo caído. Sabemos que la lluvia cae sobre “justos e injustos” (Mt. 5:45) pero teniendo la promesa de Jesús que estará conmigo siempre (Mt 28:20) me ayuda a desarrollar en mí ese carácter perseverante también.

No porque tengo alguna fuerza en mí, sino en aprender a confiar en mi Señor cada día y en su Espíritu Santo. Una vida de obediencia para trabajar en Su obra.

¿Qué cambios hacer en mi vida luego de estudiar la vida de William Carey?

Sumergirme en la obra del Señor, no necesariamente en misiones, pero en mi iglesia local. Cada día hacer aquellas cosas que Él pone en mis manos para hacer, sin quejas y pretextos.

En otras palabras, trabajar en la obra de Dios.

Creo que otro cambio en mi vida sería desarrollar una rutina donde pueda manejar y aprovechar mi tiempo. Efesios 5: 16 dice: «aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.»

Pero por sobre todo, ser perseverante en la obra de Dios en mi iglesia local y mientras trabajo en Su obra, seguir en la lectura y estudio de Su palabra.

Tener una vida de oración más intencional, para de esa forma crecer en mi confianza de mi Señor y crecer a la estatura de Cristo.

Agregar comentario